El Primer Aceite García de la Cruz ha sido premiado con la Medalla de Oro en uno de los concursos más importantes del mundo en lo que ha calidad del AOVE se refiere, la NYOOC.

El 27 de abril tenía lugar en la ciudad de Nueva York la quinta edición de la “New York Olive Oil Competition”. Uno de los concursos más importantes a nivel mundial en lo que a calidad de aceites de oliva virgen extra se refiere.

García de la  Cruz, que participaba junto a 900 muestras procedentes de 27 países de los cinco continentes, ha obtenido en este prestigioso concurso una Medalla de Oro al Primer Aceite de Cosecha. Este premio no es nuevo para la marca, ya que en 2015 obtuvo otra Medalla de Oro en el mismo certamen.

El jurado se componía por un experto panel catadores integrado por 15 miembros procedentes de todas las regiones productoras: España, Grecia, Italia, Túnez, Australia, Japón, Estados Unidos, Francia, Argentina y Turquía.

Esta Medalla de Oro otorgada al Primer Aceite García de la Cruz en la NYIOOC se suma a las dos Medalla de Plata obtenidas en los premios Monde Selection a su AOVE Orgánico y Arbequina; la Medalla de Bronce en el mismo certamen al Aceite de Oliva Virgen Extra; y dos menciones especiales al Primer Aceite y al Cornicabra D.O Montes de Toledo. Premios todos ellos cosechados en el presente año.

La familia García de la Cruz ha plantado y cuidado sus olivos desde tiempos inmemoriales. Son ya cinco las generaciones de aceiteros que han producido y fabricado unos de los mejores aceites de oliva virgen extra del mundo. García de la Cruz está presente en más de 40 países de los cinco continentes. Ha ido creciendo pasando de ser un pequeño negocio familiar, a una de las empresas con mayor proyección y desarrollo exterior en el mundo del aceite. Fundada en 1872, son ya 145 años de experiencia en el sector los que avalan a esta marca. Cuenta con las más altas certificaciones internacionales de calidad, así como con numerosos premios.