El pasado 21 de octubre García de la Cruz comenzaba una nueva campaña recolección, siendo ya siete los años que llevamos recolectando en verde. Una campaña esta, que no deja de sorprendernos en cuanto a lo que el rendimiento de la aceituna se refiere, ya que nos está dejando datos de 3 puntos por debajo de la media registrada en campañas anteriores.

Tras varias semanas realizando analíticas en el laboratorio, el rendimiento ha subido escasamente tres puntos, incluyendo periodos en los que incluso ha bajado. Estas variaciones son, si cabe, algo inusual para las fechas en las que nos encontramos.

Los resultados obtenidos hasta el momento se deben, fundamentalmente, a la escasez de lluvias registradas en los últimos meses, sobre todo en el periodo entre septiembre y octubre, el cual es primordial para la formación del aceite (las últimas lluvias han sido bastante tardías). Esta escasez de lluvias, unidas a las elevadas temperaturas han provocado un “parón” en el desarrollo del árbol y por ende en el desarrollo de la aceituna, teniendo como consecuencia una escasa formación del aceite.

Pero no solo los rendimientos han sorprendido, también ha sido muy llamativa la presencia de aceitunas en el suelo más elevada que las contempladas otros años para estas mismas fechas.

De modo que tras observar el desarrollo de la actual campaña podemos concluir que el rendimiento será, aproximadamente, tres puntos por debajo de la media registrada en campañas anteriores.