Olivos
y almazara

Olivos y almazara

En García de la Cruz nuestro objetivo es garantizar un aceite de oliva virgen extra de calidad.

Esto solo es posible si cuidamos todos los procesos, desde el nacimiento del fruto hasta la mesa cliente del final.

FASES DEL PROCESO

El cuidado del olivo

Mimamos el olivo en todas las épocas del año realizando labores agrícolas desde el final de una recolección hasta el comienzo de la siguiente.

Por ello justo al terminar este proceso realizamos una poda moderada, responsable y en función de las necesidades del árbol, eliminando de sus copas las ramas que han sufrido daños durante el año consiguiendo, así, una mejor respiración del mismo. Los restos de la poda son posteriormente picados y mezclados con un abono orgánico para enriqueciendo así suelo.

En primavera prestamos especial atención a las plagas, previniéndolas con productos ecológicos que a su vez aportan sustancias beneficiosas para la maduración del fruto.

A finales de verano eliminamos unas ramas fuertes que crecen a los pies del olivo ya que esto puede perjudicarle al absorber su sabia. Cuando empieza el otoño realizamos varias visitas al olivar haciendo muestreos y observando el comportamiento del fruto para poder elegir el momento óptimo de su recogida.

García de la Cruz asegura el cumplimiento de estrictos controles de calidad en todos sus procesos.

La recolección

Una vez que los muestreos nos indican que se han alcanzado unas características organolépticas irreprochables procedemos a la recogida.

Utilizamos el método de vibración, moviendo el olivo con una pinza para que las aceitunas caigan a las tradicionales mantas o sobre el paraguas.

Fabricación

Tan solo unas horas después de la recogida, el fruto llega al  molino donde pasa por una serie de cintas de lavado y soplado y a centrifugadoras que transforman las aceitunas en aceite de oliva virgen extra. Tras este proceso, el aceite queda listo para ser embotellado.

Embotellado

En primer lugar soplamos la botella eliminando cualquier partícula que pueda haber en su interior. Después, se llena de aceite en la envasadora, se tapona, etiqueta y, posteriormente, se pasa a su encajonado y paletizado todo ello mecánicamente.

Ya en palets procedemos a su comercialización.

Comercialización

Actualmente, en García de la Cruz comercializamos tanto a nivel nacional como a nivel internacional. Hoy en día, son más de 40 países a los que exportamos aceite ya sea con nuestra marca o con marca del distribuidor. Los productos que distribuimos son, principalmente, aceite de oliva virgen extra y aceite de oliva virgen extra ecológico, entre otros.

García de la Cruz asegura el cumplimiento de unos estrictos controles de calidad en todos sus procesos.

Términos y condiciones de uso | Mapa web | www.aceitesgarciadelacruz.com | ® Reservados todos los derechos.