Por todos son conocidas las propiedades beneficiosas para la salud que tiene la Dieta Mediterránea, una de las más antiguas y longevas del mundo. El aceite de oliva, sin duda, es la base de esta dieta, de ahí que la población que la sigue tenga un consumo de aceite de oliva ciertamente elevado.

Cada día son más numerosos los estudios que hacen públicos las múltiples propiedades beneficiosas y preventivas para la salud que tiene el aceite de oliva, debido en gran parte a los antioxidantes naturales que encontramos en él.

En este post hablaremos del oleocanthal.

El oleocanthal es un compuesto orgánico natural que forma parte de la familia de los polifenoles, compuestos bioactivos con características antioxidantes. Es la molécula que causa la sensación de picor en la garganta al consumir los aceites de oliva que la contienen. Se encuentra únicamente en algunos aceites de oliva virgen extra (AOVE) de excelente calidad y obtenidos tras una elaboración cuidada y minuciosa, por tanto, no todos los aceites de oliva lo contienen y no en las mismas cantidades. Los aceites de oliva virgen extra que presentan esta molécula en mayor cantidad, suelen ser los obtenidos a partir de la aceituna Arbequina y Picual. Es importante tener en cuenta que el oleocanthal es muy vulnerable a la descomposición por la exposición al oxígeno y a la luz.

Los efectos benefIciosos para la salud de la molécula oleocanthal son los siguientes:

–       Propiedades antiinflamatorias: El oleocanthal actúa como un compuesto antiinflamatorio natural con una potencia y perfil de actuación sorprendentemente similar a la del ibuprofeno.

–       Efecto anticancerígeno: Se ha descubierto que las propias enzimas de oleocantal provocan la muerte de la célula cancerosa mediante la ruptura de las vesículas que almacenan los residuos de la célula, sin alterar las células sanas.

–       Atenúa el dolor asociado a la artritis: El oleocanthal actúa como un potente inhibidor de la respuesta inflamatoria en las células del cartílago articular.

–       Control del alzheimer y efectos neurodegenerativos: Se ha demostrado que el oleocanthal es capaz de inhibir la formación de ovillos de proteína tau hiperfosforilada, que es una lesión característica en enfermedades neurodegenerativas como el alzheimer. Quizás el oleocanthal, junto con otros compuestos fenólicos presentes en la fracción insaponificable del aceite de oliva virgen extra ejerzan un potencial neuro-terapéutico que se refleje en la baja incidencia de enfermedades neurodegenerativas y en el menor declive cognitivo en aquellas poblaciones que consumen habitualmente esta grasa saludable.

Consumir aceite de oliva virgen extra, es consumir salud!